Visita al pueblo de los zorros en Japón

17:54:00 , 0 Comments



Vista rápida:

Entrada adultos: 1000 yenes
Niños (12 años): Gratis
Horario: Abierto todos los días de 9:00 am a 16:00pm
Bolsa comida para animales: 100 yenes


¿Qué es Fox Village?


Zao Fox Village o el pueblo de los zorros, es un recinto que alberga cerca de 100 zorros de 6 especies diferentes. Los zorros se encuentran dentro de un recinto vallado en semi-libertad, en un precioso paraje de montaña situado al oeste del pequeño pueblo de Shiroishi. Podemos pasear a nuestro antojo dentro del recinto, y estar en contacto con ellos con algunas leves limitaciones que nos serán entregadas en Inglés o Japonés a la entrada del complejo previo pago de 1000 yenes.


¿Cúal es el horario de visita?


Todos los días de 9:00am a 16:00pm.

¿Dónde queda exactamente?

¿Cómo llegar?

Existen varios modos de llegar a Zao, dependiendo de si disponemos de JR Pass, de la celeridad con la queremos llegar, comodidad, presupesto, si viajas solo, en pareja o en grupo, etc...
En cualquier caso hay que llegar a Shiroishi primero, para ello deberemos optar por alguna de las siguientes opciones:

De Tokio a Shiroishi


  • Shinkansen

La opción más cómoda y recomendable según mi experiencia, es coger el Shinkansen o tren bala (Línea Tohoku) desde la Estación de Tokio, y apearnos en Shiroishizao. Para ello es recomendable tener el Japan Railway Pass en vigor, ya que los viajes en Shinkansen no son precisamente baratos.
Es recomendable hacer reserva si viajamos en temporada alta o nos encontramos dentro de un periodo vacacional en Japón. El viaje dura en torno a 2 horas, durante el viaje sirven aperitivos (previo pago). Algunos Shinkansen disponen debajo de la ventanilla de tomas de 100 Voltios por si queremos conectar nuestro portatil o cargar nuestro teléfono, o la batería de nuestra cámara. Eso si, deberemos tener un adaptador de corriente Japonés.
Las paradas se anuncian por megafonía y por panel luminoso, por lo que debemos tener claro en que parada tenemos que bajarnos, tanto el panel luminoso como la megafonía utilizan el idioma Japoneś e Inglés para informar, también informan del lado por donde se abriran las puertas.

  • Tren convencional

Si no disponemos de JR pass, podemos llegar a Shiroishi mediante un tren convencional desde Tokio. Hay que tener en cuenta que Shiroishi tiene dos estaciones de tren, no confundir la estación de tren con la del tren bala. El trayecto nos llevará sobre 3 horas y algo , y no lo recomiendo en absoluto ya que se pierde mucho tiempo por los transbordos.
En cualquier caso independientemente de la opción, al llegar a la estación de tren tenemos que tomar un taxi o un autobús, dependiendo del día de la semana y de la hora.

De Shiroishi a Zao

    • Autobús:

Castle Kun Bus conecta la estación de Shiroishi (La antigua no la del shinkansen) todos los martes y viernes con Kawarago.
El primer autobús sale de la estación de Shiroishi a las 07:58 y llega a Kawarago a las 8:55.
El segundo autobús sale a las 13:35 y llega a las 14:32.Para regresar, hay que coger el autobus que proviene de Kawarago Dam a las 14:32.


Se puede consultar el horario en la siguiente tabla:
Martes / Viernes Salida Llegada
Shiroishi 07:58
13:35
08:55
14:32
Kawarago 14:32 15:09
Avisar al conductor del autobús que nos bajamos en la aldea de los zorros, sino pasará de largo.
Es aconsejable preguntar al conductor donde esperarlo para el regreso. Los horarios pueden estar sujetos a cambios, y aunque Japón es un país de costumbres, consultar en la estación de autobuses los horarios por si han sufrido cambios, o si han modificado las frecuencias de las líneas. En autobuses urbanos se suele entrar por la parte trasera y salir por la delantera, suelen llevar una máquina para cambiar dinero al lado del conductor, y luego dependiendo de la línea introducimos el importe exacto en la máquina. En los de línea depende, se entra por la parte delantera y hay que introducir el importe exacto en una caja que está situada al lado del conductor.
El precio de este trayecto es de 200 yenes, una opción mucho más económica que el taxi.

  • Taxi: 

Podemos tomar un taxi desde cualquiera de las 2 estaciones, el precio del viaje ronda los 3700 yenes desde la antigua estación de tren y 4200 yenes desde la estación de shinkansen.
He difuminado la identificación del taxista por motivos de privacidad, recordad que las puertas de los taxis en Japón se abren automáticamente, así que no tirar del asa para no llevaros un golpe con la puerta. Los Taxis de las zonas más rurales poco tienen que ver con los que nos podemos encontrar en Tokio u Osaka. En Japón no se deja propina, así que ya tenemos una cosa menos de la que preocuparnos.

¿Que ropa llevo?

Ten en cuenta que es una zona de montaña que se encuentra al Norte de Japón y es muy fácil que te encuentres nieve hasta el mes de Mayo, por lo tanto vete abrigado. El calzado es mejor bota o zapatilla, ya que es una zona rural y es fácil encontrarse alguna zona con lama sobre todo dentro del complejo donde estamos en contacto con los zorros. Si tienes intención de utilizar el autobús, llévate también un paraguas, mas que nada por la vuelta, ya que no dispone de ninguna marquesina.


El viaje y la llegada a Zao

El paseo desde la estación de trenes hasta el complejo de los zorros es muy bonito, la carretera que es equivalente a una comarcal en España, se va adentrando poco a poco por los valles al mismo tiempo que va ascendiendo, mientras tanto podemos observar los picos nevados al lado izquierdo y al frente de nuestro sentido de marcha que nos dejan una bonita estampa de la zona que tiene un gran valor ecológico y paisajístico. A medida que vamos ascendiendo la temperatura empieza a descender, sobre todo si viajas en Marzo.
Después de disfrutar de nuestro paseo, el taxista nos imprime un ticket y nos dará una tarjeta personal por si necesitamos sus servicios para la vuelta, de paso también nos suele endosar algún mapa o folleto publicitario de la zona, vemos la entrada del complejo y procedemos a pasar por la taquilla para abonar el pase que nos dará acceso, y con este, nos darán un folio en Inglés o Japonés con las normas a cumplir dentro del recinto. Mucho cuidado con ellas, nos darán un aviso por incumplirlas ya que la mayoría de ellas están orientadas a nuestra seguridad.
Nos nos olvidemos que apesar de su aspecto aparentemente de peluche se trata de animales salvajes que aunque está acostumbrados a estar en contacto casi diario con humanos no han perdido su instinto salvaje y nos podemos llevar más de un susto si no las cumplimos.
Entre las más importantes, es que no les demos de comer a los zorros fuera de las zonas designadas, ya que en segundos podemos vernos rodeados por una jauría no siempre amistosa, otra norma es la de no tocar a los zorros, ya que los dedos parecen algo apetitoso para ellos, si queremos acariciar un zorro deberemos de avisar al personal del centro y comunicarles nuestra intención, muy amablemente nos conducirán hasta uno muy manso que se deja acariciar, achuchar y todo lo que queramos ..... jajaja
Hay gente que bajo su responsabilidad acaricia a los zorros por su cuenta, mucho cuidado ya que no todos son igual de mansos, hay que tener un poco de sentido común y acercarse poco a poco a uno solitario y tranquilo, no hacer movimientos bruscos que puedan inquietar al animal e ir observando como reaciona a nuestros movimientos. Los zorros como cualquier animal salvaje son transmisores de enfermedades en caso de mordedura, y llegado el caso es mejor no arriesgarse a estropear nuestro viaje por 1 minuto de gloria, sobre todo si no disponemos de un seguro sanitario privado. La atención hospitalaria en Japón no es precisamente barata, y al estar en una zona algo remota, lo complica aún más si cabe, con lo cual es mejor optar por la opción que nos presta el complejo y llevarnos un recuerdo seguro a un mal recuerdo.
En la foto podemos observar diferentes tipos de zorro, el que más abunda es el común o zorro rojo que es el que se puede ver en la parte central de la foto, quizas los más llamativos sean los zorros plateados (situado en la parte derecha de la fotografía) y el zorro ártico (situado en el margen izquierdo), aunque dispone de más variedades, lo que ocurre es que no es tarea fácil reunirlos a todos en una fotografía. Podemos encontrarnos Zorros platino, zorros platino dorados,  y algún cruce de varias razas.
Un poco de cultura general (Fuente wikipedia) para familiarizarnos con esta peculiar especie:
La mayoría de los zorros viven entre 5 a 7 años en libertad, aunque pueden llegar a alcanzar los 12, o incluso sobrepasar esa edad en cautiverio. Son generalmente más pequeños que otros miembros de la familia Canidae, tales como; lobos, chacales y perros domésticos. Sus rasgos típicos incluyen un fino hocico y una espesa cola. Otras características físicas varían según su hábitat. Por ejemplo, el zorro del desierto tiene largas orejas y pelaje corto, mientras que el zorro ártico tiene pequeñas orejas y un denso pelaje.
A diferencia de muchos cánidos, los zorros no son usualmente animales de manada. Son solitarios cazando su presa (especialmente roedores). Empleando una técnica de salto practicada desde una edad muy temprana, son capaces de matar a su presa raudamente. Su dieta alimenticia incluye desde saltamontes a fruta y bayas. Presentan el fenotipo de glándula mamaria superdesarrollada.
Los zorros son normalmente muy precavidos hacia los humanos y no se emplean como mascotas. Sin embargo, en un programa de reproducción selectiva realizado durante varias décadas en Rusia, un grupo de científicos rusos liderado por los hermanos Nikolai y Dmitri Belyaev, luego dirigido por Lyudmila Trut, tras algunas décadas de selección artificial logró producir ejemplares de gran afabilidad hacia las personas, capaces de menear la cola, responder a las caricias, expresar su cariño gimiendo o lamiendo a sus amos, así como seguirlos y responder a sus llamadas.3 A partir de la novena generación, además de los cambios conductuales, se registraron cambios morfológicos como orejas péndulas hasta los tres meses de vida, pelaje moteado y colas enroscadas
La zona para alimentar a los zorros tiene este aspecto:
Se encuentra en lo alto del recinto, y dentro de la "jaula" venden comida para los zorros al módico precio de 100 yenes.
Además de los zorros disponemos también de un pequeño recinto con conejos pensado para los más pequeños, por 100 yenes podemos comprar tiras de zanahoria para darles de comer. Supongo que esto es un guiño hacia los más pequeños, ya que son los principales usuarios de las jaulas de conejos
En el interior del complejo hay cabritillos y conejos entre otros animales para que podamos estar en contacto con ellos, sobre todo los más pequeños de la familia. Dispone de una pequeña cafetería por si necesitamos entrar en calor,  ya que en la mayor parte del año suele tener un clima bastante fresco y de paso picar algo que después de un largo paseo dese Tokio seguro que nos viene bién. La parte interior del recinto no es precisamente amplia, sobre todo por el elevado flujo de turistas que recibe, aunque en su mayoría sulen ser japoneses es fácil encontrarse a algún extranjero amante de los zorros.
Los responsables del complejo nos avisan de que son los padres, los únicos responsables de sus hijos, ya que suelen coincidir muchos niños al mismo tiempo y ellos no pueden vigilar a todos. Algunos niños sufren mordeduras de los zorros o caídas debido al fango, por estar sin supervisión o por permisividad de sus padres. Asi que si viajes con niños pequeños, ten en cuenta estas recomendaciones, a fin de evitar problemas.
El complejo dispone de un aparcamiento gratuito, por si nos desplazamos en nuestro propio vehículo, este se encuentra al lado de la entrada principal.

Dirección de contacto:

Zao Fox Village (Miyagi Zao Kitsune Mura)
11-3 Kawarago, Fukuokayatsumiya
Shiroishi-shi, Miyagi-ken 989-0733 Japan
Phone:
0224-24-8812


Página Web Oficial:

0 comentarios: